La dura historia de vida de Paula Chaves junto a su madre

Paula Chaves no es solo una cara bonita. Esta modelo, actriz y conductora, que logró hacerse desde abajo en el mundo de la TV, debió enfrentar varios momentos duros durante su vida.

Aunque actualmente formó una hermosa familia con el productor Peter Alfonso y se muestra feliz en los proyectos que emprende, Paula tiene una historia difícil cuidando a su madre.

Paula Chaves Schulz nació el 6 de septiembre de 1984 en la localidad bonaerense de Lobos. Hizo su debut televisivo en el reality show Super M 2003, lo que le permitió comenzar su carrera como modelo en Buenos Aires. En 2009 mostró sus dotes en la actuación en la serie juvenil Niní. Al año siguiente fue convocada a participar del Bailando por un sueño, donde terminaría en el segundo puesto de la edición de ese año.

En el programa de Marcelo Tinelli, Chaves conoció a quien iba a ser el amor de su vida: el productor Pedro Alfonso. En 2013 se casaron y a los pocos meses confirmaron que ella esperaba a su primera hija, Olivia Alfonso. Y la familia continuó agrandándose, en 2013 con Baltazar Alfonso y en 2020, al nacer Filipa Alfonso.

El amor entre Peter Alfonso y Paula Chaves nació en "Bailando por un Sueño". Hoy son padres de tres hijos.

Pero la propia Paula sorprendió hace unos años al revelar un hecho muy íntimo de su familia. Y lo contó así, sin vueltas: “Me tocó algo con mi mamá, a la cual amo con toda mi alma y de todo esto saqué algo muy lindo que es admirarla aún más. Mi mamá cuando se separó de mi papá cayó en una depresión muy grande y se volcó al alcohol, tuvo muchos años de una adicción muy fuerte al alcohol y a los antidepresivos, un combo letal, muy fuerte”.

“Pasamos por un montón de estados. Un poco me hice cargo de mis hermanos Delfina y Gonzalo, mamá la estaba pasando muy mal y nosotros por ella. Odio, amor, odio, no entender, no poder creer”, confesó Paula respecto al problema de salud que estaba teniendo su madre Alejandra, quien hoy tiene 60 años.

La conductora, con el tiempo, comprendió la compleja situación y especialmente a su madre. “Después con los años entendí que ella venía de su pueblo, de Lobos, a Buenos Aires, se casó con su marido, entregó su vida entera a la crianza de sus hijos y de su casa. Y de un día para el otro se le terminó todo porque se separó de mi papá y no encontró rumbo en su vida, ni siquiera en sus hijos”, explicó.

Las imágenes que marcaron a Paula Chaves para siempre

En la medida que su vida profesional y familiar avanzaba, ella tenía que lidiar con varios problemas. “Me acuerdo de ir con mi panza enorme embarazada de Baltazar a internarla a una clínica psiquiátrica para adictos. Yo decía ‘¿por qué me está pasando esto?’. No me lo olvido nunca más, dije ‘esta es la única forma que voy a sacarla adelante’. Creo que ese día hizo un click y dijo ‘yo me voy a curar, lo voy a hacer por ustedes’. Se dio cuenta, pero fueron muchos años”, relató la conductora.

Las reacciones que generó la confesión pública de Paula Chaves fueron muchas. Y en general, todas positivas. “Después de que lo conté mucha gente me escribió. No me da vergüenza decirlo porque le pasa a todo el mundo, la depresión es algo tremendo y si uno ve a un familiar mal hay que ayudarlo. Yo me hice cargo de toda mi familia. No hay que ocultar absolutamente nada”, dijo.

Con el tiempo, y fundamentalmente con la ayuda profesional, Chaves y su madre pudieron salir adelante. “Lo bueno de todo esto es que ella pudo darse cuenta, hoy disfruta de sus nietos, está trabajando, es una mujer feliz. Hoy, siendo madre, la puedo entender. Más allá de que todo eso en su momento me enojó un montón”, reflexionó la mujer de Pedro Alfonso.

Y la conclusión de Paula Chaves es todo un mensaje: “Lo mal que la pasamos y lo bien que estamos ahora porque ella es una guerrera”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar