Sociedad

Una nena de 12 años fue atacada por seis compañeros

Ocurrió en la localidad de Candelaria, en San Luis.

Natalia Andino, mamá de una nena de 12 años de la localidad de Candelaria, en San Luis, denunció que su hija sufrió un grave caso de bullying: seis compañeros la atacaron, la golpearon y le tiraron basura en la cara.

Según contó la mujer, el ataque ocurrió el martes cuando su hija, A.A., salía de una clase de educación física en la Escuela Nº 33 “Profesor Gabino Puelles”.

Mientras caminaba con una amiga, seis compañeros varones la comenzaron a agredir en el camino. “Dijeron ‘vamos a correrlas’. Ellas salieron corriendo pero se dividieron. Empujaron a mi hija y comenzaron a maltratarla”, describió la madre al diario El Chorrillero.

Los chicos le tiraron agua, la insultaron y hasta la golpearon en la cara con una botella. Uno de ellos también agarró un pedazo de cartón y le arrojó excremento de perro en el uniforme. “No fue un accidente ni nada”, relató Andino.

A.A sufrió golpes en la cara y lesiones en una rodilla. (Foto: Facebook/Aye Andino).
A.A sufrió golpes en la cara y lesiones en una rodilla. (Foto: Facebook/Aye Andino).

Finalmente, la amiga de A.A volvió con una rama y corrió a los agresores. Cuando llegó a su casa, la chica le contó a su mamá lo que ocurrió.

“Se tiene que hacer eco de lo que pasó para que no le vuelva a suceder a nadie. Ella va a estudiar, no le hace el mal a nadie, va a hacer amistades y no a ser golpeada, humillada e insultada”, subrayó la mujer.

Según contó la madre, no es la primera vez que su hija es víctima del acoso de compañeros. En la primaria sufrió otros maltratos, a tal punto que Andino debió cambiarla de establecimiento y enviarla a uno rural ubicado a 20 kilómetros.

A.A. recibió asistencia psicológica y pudo superar la situación. Hasta terminó la primaria como abanderada. Pero al ingresar a la secundaria, se volvió a encontrar con algunos de sus agresores.

“Ahora ingresa al primer año con la mala suerte que le toca dos de los agresores de la primaria. Apenas comenzó el periodo lectivo y ya la agredieron. Primero empezaron los insultos y apodos. Las autoridades dijeron que, como sucedió en poco tiempo, no lo pudo detectar”, agregó.

Andino contó que tras la agresión del martes radicó una denuncia en la comisaría de la localidad y se estableció una restricción para que los chicos no se acerquen a menos de 100 metros de su hija.

Andino está preocupada pro la salud mental de su hija. “Estuvo con depresión, con sesiones de psiquiatríamedicada, pero estaba saliendo adelante. Estaba muy bien y se había recuperado muchísimo. Que le pase de nuevo es tremendo. Es jodido, como madre estoy asustada, tengo bronca”, manifestó.

La mujer decidió visibilizar el caso para que se ponga un freno a la situación y que se hable más del acoso escolar. “Se tiene que decir basta, que se concientice más, que se trabaje el tema en las escuelas, es muy importante. Hasta que no pase algo grave no le dan importancia. Las víctimas se sienten culpables, ellos llevan la culpa y el miedo y el agresor puede ir tranquilamente a la escuela y seguir haciendo lo que se le canta”.

La ropa de A.A., manchada con excrementos tras la agresión. (Foto: Facebook/Aye Andino).
La ropa de A.A., manchada con excrementos tras la agresión. (Foto: Facebook/Aye Andino).

 

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar