LocalesPoliciales

Robacables.Preventiva para los acusados.

Como coautores del delito de tentativa de robo doblemente agravado por su comisión de despoblado y en banda y, en el caso del policía, además por revestir la calidad de funcionario y por el delito de peculado (uso del handy para beneficio propio), la Justicia ordenó la prisión preventiva de Ángel Daniel Gallardo y el subcomisario Martín Omar Ñancucheo por la causa de los robacables.

La medida de la jueza María Mercedes Rico, titular subrogante del Juzgado de Garantías Nº 1, define que ambos permanecerán en prisión al menos hasta el juicio oral, aunque las defensas tendrán la oportunidad de apelar la medida ante la Cámara Penal.

La jueza tuvo en cuenta distintas pruebas, como declaraciones testimoniales, diversos informes periciales y hasta la indagatoria de otros imputados -como el reciente excarcelado Jonathan Gutiérrez- para ordenar la medida restrictiva.

De esa manera también confirmó que el uniformado -exsegundo jefe de la comisaría Cuarta de Villa Mitre- estuvo presente en el campo de la ruta 33 al momento del frustrado delito que terminó con 4 personas electrocutadas.

Los informes de las compañías telefónicas ubican al celular de Ñancucheo aquella noche del 6 de mayo en la zona de la tragedia, donde perdieron la vida por electrocución Facundo Uribe (32), Joaquín Acosta (18), Fernando Gallardo (hijo de Ángel, de 25) y Federico Strick (28).

Para Rico quedó claro que el subcomisario «participó activamente» en la ejecución del delito, que condujo hasta aquel lugar el auto Chevrolet Meriva donde se movilizó parte de la banda -el resto iba en una Volkswagen Amarok- y que permaneció durante el tiempo del fallido robo en la banquina, junto a Gallardo padre.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar